loading...

Nouvelles - News - Notícies - Noticias - Notizia

Qué saber sobre la hipertensión y el embarazo

Posted on Mar 27,2017

La presión arterial alta y el embarazo no casan bien juntos. La hipertensión durante embarazo, se desarrolle antes o después de la concepción, es perjudicial para el bebé y para la madre si no se controla adecuadamente.

¿Cómo clasifica el médico tu hipertensión?

Hipertensión gestacional: Es la hipertensión que se desarrolla durante el embarazo, especialmente después de las 20 semanas de gestación. No se producen daños en los órganos o complicaciones graves si la hipertensión está bien controlada.

Hipertensión crónica: La hipertensión crónica se desarrolla antes de las 20 semanas de embarazo, o está presente incluso antes de la concepción. Es indetectable si la presión arterial no se mide o se lleva un control periódicamente, ya que no se producen síntomas específicos o daños en los órganos.

Preeclampsia: La preeclampsia es una complicación del embarazo donde la hipertensión gestacional o la hipertensión crónica pueden conducir a daño a los órganos. Las proteínas en la orina y la presión arterial alta son signos clásicos de preeclampsia. No siempre tiene por qué estar presente la proteína en la orina en todos los casos de preeclampsia, ya que generalmente ésta aparece a partir de las 20 semanas de embarazo. Si no se trata, la preeclampsia puede resultar fatal para la madre y para el bebé.

Hipertensión crónica con preeclampsia superpuesta: sólo una minoría de mujeres tendrán hipertensión crónica antes del embarazo que conduzca al desarrollo de preeclampsia después de 20 semanas de embarazo. Pueden presentar proteínas en la orina y el daño de órganos si no se tratan.

¿Por qué las mujeres embarazadas deberían preocuparse por la presión arterial alta?

La hipertensión disminuye el suministro sanguíneo placentario, por lo que el suministro de sangre al bebé disminuye también. Esto puede conducir crecimiento anormal del feto y puede haber posibilidades de parto prematuro.

Las pacientes con hipertensión gestacional o preeclampsia tienen más riesgo de enfermedades de corazón en el futuro, por lo que es importante para mantener un estilo de vida saludable y hacerse un examen de salud después del parto.

El desprendimiento placentario es una condición en la que la placenta se separa de la pared uterina antes del parto y puede dañar tanto a la madre como al bebé. Esta es una complicación peligrosa de preeclampsia.

¿Cuáles son los síntomas de preeclampsia?

La mayoría de veces la presión arterial alta es de inicio repentino, y no hay desarrollo real de los síntomas. Es importante medir la presión arterial como parte de los controles prenatales regularmente. Cualquier lectura superior a 140/90mmHg en dos ocasiones diferentes es considerada como hipertensión.

 

Otros síntomas y signos pueden ser dolor de cabeza, visión borrosa, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, edema en la cara y los pies (no siempre), proteína en la orina, una disminución en la producción de orina, etc.

Tratamiento de la hipertensión durante el embarazo

Durante el periodo del embarazo se debe tener cuidado con cualquier ingesta de medicamentos y no todos los medicamentos antihipertensivos son adecuados durante el embarazo. El doctor recetará la medicación ideal para cada caso, apta durante el embarazo. Realmente son pocos los medicamentos antihipertensivos que están contraindicados, pero éstos pueden causarle daño a ti y a tu bebé, así que sólo debes tomar los medicamentos bajo estricta supervisión médica.

Prevención de complicaciones

No es posible evitar o prevenir la hipertensión durante el embarazo, ya que no siempre se conocen las razones por las que ésta se desarrolla, pero podemos prevenir complicaciones si monitorizamos y controlamos la presión arterial.

Las mujeres embarazadas deben asegurarse de que su peso, presión arterial y el crecimiento del bebé es normal en cada visita prenatal.  Cada trimestre, o cuando sea necesario, se te realizarán pruebas de sangre y orina; y una ecografía o ultrasonido de abdomen.

Debes seguir las visitas prenatales programadas por el médico, tomar los medicamentos recetados regularmente, evitar el alcohol, mantener una actividad física mínima y comer bajo en sodio, ya que mantener una dieta saludable es importante.

El parto se induce o se realiza una cesárea sólo si hay alguna indicación en el parto anterior, como la preeclamsia. Se recomienda la lactancia materna, aunque puede haber un intervalo sugerido entre la medicación y la lactancia materna.

El mensaje que tienes que llevarte es que la hipertensión en el embarazo debe ser controlada, y monitorizada para evitar complicaciones.

  • Hypertension in pregnancy. Washington, D.C.: American College of Obstetricians and Gynecologists. 2013. http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Task_Force_and_Work_Group_Reports/Hypertension_in_Pregnancy. Acceso: 27 de mayo de 2014.
  • Magloire L, et al. Gestational hypertension. http://www.uptodate.com/home. Acceso: 27 de mayo de 2014.
  • High blood pressure in pregnancy. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/hbp/hbp_preg.htm. Acceso: 27 de mayo de 2014.

Comments are Closed