loading...

Nouvelles - News - Notícies - Noticias - Notizia

Hipertensión y sistema cardiovascular: ¿por qué las arterias se ven más afectadas que las venas?

Posted on Abr 24,2017

A menudo escuchamos decir a los médicos que nuestras arterias están en problemas debido a la presión arterial alta, pero rara vez escuchamos algo similar acerca de las venas. Entonces, ¿por qué hablan siempre de las arterias, pero no las venas? ¿Cuál es la relación entre las arterias, las venas, el sistema cardiovascular, el corazón, otros órganos del cuerpo y la hipertensión? Prometemos que se resolverán todas tus dudas cuando termines de leer este artículo.

¿Qué es el sistema cardiovascular?

El sistema cardiovascular se compone de tu corazón -del tamaño de puño-, arterias, venas y 5 litros de sangre. El corazón es el responsable de generar a presión y bombear la sangre a todos los órganos del cuerpo a través de las arterias. En el extremo receptor, las arterias se conectan a vasos más pequeños, llamados arteriolas, y capilares dentro de los órganos. La última función de la sangre es suministrar oxígeno, nutrientes y hormonas a los órganos a través de arteriolas y capilares.

Después de hacer llegar los nutrientes requeridos y el oxígeno a los órganos, la sangre impura con desechos celulares y dióxido de carbono se recoge en las vénulas -vasos sanguíneos- y se transportan al corazón a través de las venas.

La sangre impura se recoge en la parte superior derecha del corazón, en la aurícula derecha, y fluye hacia el ventrículo derecho -cámara inferior-. Desde el ventrículo derecho, la sangre se bombardea hacia los pulmones para su purificación. La sangre purificada se transporta de los pulmones a la aurícula izquierda y luego de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo. El ventrículo izquierdo bombea la sangre a todo el cuerpo a través de un gran vaso, llamado aorta, que se divide en varias arterias de distintos tamaños; y en última instancia a arteriolas y capilares en los órganos.

Para que todo este proceso funcione, es decir, para el correcto funcionamiento del sistema circulatorio, el motor del proceso es la presión generada desde el lado izquierdo del corazón. Cuando la presión arterial es alta, la forma más común de hipertensión es la llamada hipertensión esencial, cuya causa es desconocida. La presión arterial alta puede causar diferentes cambios en todo el sistema circulatorio y finalmente tiene un efecto negativo en los órganos. Aprendamos cómo sucede el proceso:

¿Por qué se habla más de las arterias que de las venas con respecto a la presión arterial alta?

La diferencia estructural básica entre las arterias y las venas es la razón por la que la presión arterial está más relacionada con las arterias que con las venas. Las arterias tienen más fibras musculares y más fibras elásticas, y por lo tanto los vasos pueden contraerse. Las arterias están estructuradas o hechas para tolerar la presión normal generada por el corazón para llevar la sangre.

Por un lado, las arterias tienen menos luz -menos cavidad- que también es responsable de mantener la presión arterial existente.  Por otro, las venas tienen menos fibras musculares, menos fibras elásticas y más luz que puede diluir la presión que generan las arterias, por lo que tienen comparativamente menos presión que las arterias.

Esta es la fisiología normal y el por qué las arterias tienen más presión en comparación con las venas. Estas mismas razones son aplicables cuando discutimos por qué las arterias están más afectadas por la hipertensión que las venas.

¿Cuáles son los efectos de la hipertensión sobre las arterias, el corazón y los órganos?

  • Arterias: El continuo flujo de sangre en las arterias de presión alta puede debilitar la pared del vaso. Como las arterias son elásticas, se expanden en los puntos más débiles debido a la elasticidad y a la alta presión y pueden causar aneurismas. Un aneurisma es una porción dilatada de la pared del vaso sanguíneo. Los aneurismas cuando se agrandan pueden romperse y pueden causar hemorragias internas ponen en riesgo la vida.

El otro efecto de la hipertensión en las arterias es el engrosamiento de las arterias, haciéndose rígidas como una tubería, un fenómeno denominado como arteriosclerosis. Esto puede aumentar aún más la presión a medida que se pierde la naturaleza elástica normal de la pared de la arteria. Lo mismo puede suceder en arteriolas y capilares.

  • Corazón: Cuando la gente sufre de hipertensión, el corazón lo compensa aumentando su masa muscular en el ventrículo izquierdo para hacer más trabajo al empujar la sangre. El aumento de la masa muscular también necesita más alimento, es decir, más energía y más suministro de oxígeno, y cuando la demanda de oxígeno no puede ser satisfecha, el paciente sufre un infarto de miocardio o ataque al corazón.

El otro efecto de la hipertensión es la insuficiencia cardíaca en la que el corazón [ventrículo izquierdo] se vuelve débil, y no puede bombear totalmente la sangre de la cámara a la aorta que es la encargada de mandar suministros a todo el cuerpo. Por lo tanto, no se manda suficiente sangre a los órganos del cuerpo.

  • Órganos: Todas las funciones internas de los órganos se llevan a cabo gracias al suministro adecuado de la sangre [nutrientes, hormonas, oxígeno] de arteriolas y capilares. La hipertensión puede causar arteriosclerosis, que es el engrosamiento de los vasos sanguíneos pequeños. Cuando los vasos sanguíneos pequeños no suministran suficiente sangre, la función del órgano, ya sea el riñón o el ojo, se altera; lo que puede conducir a un fallo en los órganos. La nefropatía hipertensiva [insuficiencia renal] y la retinopatía hipertensiva [degeneración de retina] son buenos ejemplos de fallos orgánicos.

Todos estos efectos adversos son el resultado de la hipertensión crónica no tratada. Podemos evitarlos sometiéndonos a pruebas periódicas, controlando la presión con caracal y tomando el tratamiento adecuado para la hipertensión.

Comments are Closed