loading...

Nouvelles - News - Notícies - Noticias - Notizia

Diabetes e hipertensión arterial, ¿cómo se relacionan?

Posted on Dic 05,2017
diabetes hipertension

La diabetes y la hipertensión son dos enfermedades crónicas que están intrínsecamente relacionadas.  Quienes padecen ambas enfermedades deben tratarlas cuidadosamente para evitar o retrasar los potenciales daños que causan al organismo.

Diabetes e hipertensión: entendiendo las claves

Antes de empezar a ahondar sobre la diabetes y la hipertensión, conozcamos algunos datos esenciales para comprender por qué es tan importante tratar estas dos enfermedades:

– La diabetes es uno de los desencadenantes de la hipertensión: más de un 40% de los diabéticos sufren de presión arterial alta.

– Se considera que una persona es diabética cuando tiene los de niveles de azúcar (glucosa) en sangre elevados recurrentemente (superiores a 100 mg/dl en ayunas).  La glucosa proporciona energía a las células del cuerpo, pero si hay glucosa en exceso o hiperglucemia, se dañan los vasos sanguíneos (tanto capilares como arterias). Puede producirse aterosclerosis, es decir: los vasos acumulan placas de grasa y células sanguíneas en sus paredes internas, por lo que se estrechan dificultando la circulación.

– Según las nuevas guías de noviembre de 2017 de la AHA/ACC, se considera que una persona es hipertensa cuando recurrentemente tiene la presión arterial a más de 130/80 mm hg (estas cifras se corresponderían a hipertensión en estadio I; siendo el estadio II más de 140/90 mm hg).

– La diabetes y la hipertensión son los dos principales factores de riesgo implicados en el posible desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Por qué controlar la hipertensión en personas con diabetes

La hipertensión arterial contribuye acelera el daño que la diabetes ejerce sobre los vasos sanguíneos, produciendo lesiones importantes que pueden desembocar en graves complicaciones. Es decir, los diabéticos e hipertensos son más propensos a sufrir con mayor frecuencia angina de pecho e infarto de miocardio, complicaciones cerebrovasculares, oculares, insuficiencia renal o trombosis, entre otras afecciones (como la no cicatrización de las heridas en los pies, piernas cansadas…).

Estas complicaciones pueden ser evitadas o al menos atenuadas si se consigue un control adecuado de ambas enfermedades.

diabetes tipo 2 hipertension

Tratamiento de la diabetes

Por un lado, la diabetes de tipo 1 suele ser diagnosticada a temprana edad o en la juventud, y son insulinodependientes: necesitan la insulina para sobrevivir. La causa principal de la diabetes de tipo 1 es que el páncreas no puede producir insulina, que es la hormona que regula la captación de glucosa desde la sangre hacia las células del hígado, las células grasas y las células del músculo esquelético. Cuando se padece este tipo de diabetes parecen síntomas como sed, aumento de la cantidad de orina, cansancio y pérdida de peso aunque se incrementan las ganas de ingerir alimentos.

Por otro lado, la diabetes de tipo 2 es la más común (más del 90% de los pacientes padece de diabetes de este tipo) y suele aparecer con la edad, también se relaciona con la obesidad y el sedentarismo.  En este caso la capacidad de producir insulina no desaparece, sin embargo, el cuerpo presenta una resistencia a esta hormona.  Muchas veces la diabetes de tipo 2 es diagnosticada de forma casual en exámenes rutinarios.

En su primera etapa, puede ser efectivo el tratamiento no farmácologico: dieta baja en calorías y en azucares simples, bajar de peso y aumentar el ejercicio físico. Si no es suficiente, el médico prescribirá al paciente antidiabéticos orales y, por último, si es necesario, insulina.

Tratamiento de la hipertensión en diabéticos

La hipertensión es una enfermedad serie por sí misma, y cuando ésta afecta a un diabético es doblemente grave, ya que duplica los riegos de afecciones cardiovaculares, oculares, cerebrovasculares, entre otras.

Cuando la diabetes e hipertensión afecta a una misma persona ésta debe tener un absoluto control de ambas enfermedades, de su dieta, y de la ingesta de medicamentos que hayan podido ser prescritos por el médico.

Es de suma importancia que los diabéticos hipertensos midan su presión arterial tres veces al día, así como control dietético y ejercicio. Gracias a la aplicación mobile caracal los usuarios pueden conectar su tensiómetro al móvil y después enseñar los registros al médico o mándarselos directamente. Además, por cada toma de la tensión el usuario recibirá hypepuntos, que pueden ser intercambiados por experiencias (como una sesión con un nutricionista o un masaje), lo que puede hacer más llevadero el control de la hipertensión en los diabéticos.

Comments are Closed